Envase y empaque

El Café de Valdesia puede presentarse comercialmente como café verde (también conocido como café oro), tostado en grano y molido. Cuando es presentado en oro o tostado en grano, es envasado en sacos de yute, sisal, fibras vegetales u otros materiales adecuados, de buena calidad, libres de plagas y olores, marcados con el logo del Café de Valdesia.

En caso de las presentaciones de café tostado en grano, además del ensacado y al interior del mismo, se protege el producto con un material aislante, inocuo, inerte y que constituye una adecuada barrera entre el producto y el medio exterior, para preservar las características del mismo.

Cuando se trata de una venta para la exportación el café oro puede ser empacado en cofres de madera y derivados con herrajes, pirograbados mediante hechizos con el logo del Café de Valdesia.

En su presentación tostado y molido, el Café de Valdesia es envasado en sistemas cerrados que evitan el contacto del producto con la humedad y con el oxígeno, mediante el uso de envases hechos de materiales opacos, resistentes, inocuos y que proveen una adecuada barrera entre el producto y el medio exterior. El envasado se efectúa con un nivel de humedad interior que no excede el 3% y con un bajo contenido de oxígeno (previamente desgasificado), ya sea con la tecnología de envase al vacío o con recipientes que posean válvula de desgasificación, de forma que permita una conservación de las cualidades del producto durante no menos de 6 meses.